24 dic. 2009

El Museo de la Memoria no debe estar en Miraflores

No juzgo a los vecinos de Miraflores, que son parte del Perú también. ¿Pero por que construir el Museo de la Memoria ahi? Es cierto que el alcalde ha donado el terreno, pero debe haber sitios disponibles en otros barrios de Lima. Si no hay ofrecimientos de otros alcaldes, entonces para eso están los organizadores, para que hagan las gestiones necesarias.

En primer lugar, independientemente del carácter particular de este museo, ya hay suficientes oportunidades culturales y de aprendizaje en distritos pudientes como Miraflores, y pocas en otras zonas. Para evitar seguir reproduciendo esta desigualdad, habría que tratar de localizar nuevas instituciones y museos, irrespectivamente del tema del que traten, en zonas menos acomodadas.

Pero en el caso particular del Museo de la Memoria, es especialmente importante no caer en el juego de la derecha de querer representar el tema de los derechos humanos como algo pituco, “caviar”, elitista. Derechistas que en otras ocasiones denigran al pueblo, no pierden tiempo en acusar a los “caviares” de elitismo por defender a los derechos humanos. Esa es precisamente la tradicional estrategia fascista, utilizar argumentos populistas selectivamente para avanzar una agenda que en última instancia es antipopular. Es cierto que hay tendencias estructurales que hacen que con frecuencia los derechos humanos como tales sean una preocupación de intelectuales de clase media o de élite, como algunos de los integrantes de la Comisión de la Verdad. Pero hay que ser muy cínico para pensar que debido a esto los derechos humanos son un tema que por naturaleza pertenece a las élites. Es fácil pensar que los derechos humanos son una frivolidad – hasta que a uno mismo le toca ser torturado, o que le desaparezcan a un familiar. ¿Quienes fueron los que más sufrieron la violencia política en el Perú? No fueron los vecinos de Miraflores, con la excepción del atentado de Tarata. Fueron, en su mayoría, peruanos que vivían en pueblos o barrios bastante lejos de Miraflores, que probablemente verían a Miraflores como un espacio alienante y ajeno, y que con frecuencia serían discriminados en los restaurantes y discotecas de Miraflores.

Construir un Museo de la Memoria elitista es contribuir a los esfuerzos fascistoides de la derecha por hacer creer al pueblo peruano que los derechos humanos son algo que no les concierne – esfuerzos que tienen como propósito, por supuesto, poder pisotearles esos mismos derechos con impunidad, y poder declarar, como hizo el ministro Rafael Rey, que masacres como la de Putis no son delitos de lesa humanidad.

En el caso de Vargas Llosa, el flamante director del museo, sospecho que el genuinamente no va a querer alejarse de Miraflores o de su Barranco. Pero no me sorprendería que García esté secretamente feliz de que el museo al que inicialmente se opuso termine proyectando una imagen de elitismo y exclusivida, pues esto le resta efectividad.

8 comentarios:

t. dijo...

hola federico,
me parece o en algún momento hubo una iniciativa para construir el museo en el campo de marte, donde ya está la escultura/memorial 'el ojo que llora'? no me acuerdo donde lo lei, si era solo un rumor o qué, pero quizás habría sido más adecuado. si bien jesús maría no es un barrio marginal tampoco tiene las connotaciones que comúnmente se asocian con barrios como miraflores o san isidro, por ejemplo ¿no?
me gustó mucho tu post!

Federico Helfgott Seier dijo...

gracias t. por tu comentario, estoy de acuerdo, jesús maría sería más intermedio en términos de clase, y además más céntrico (más cercano al centro de Lima) lo cual también puede ser un elemento en justificar su ubicación.

elizabeth lino dijo...

Seguramente esto que anotaré ya se ha mencionado en otro medio, pero no quiero dejar de decirlo. Pienso que la construcción del Museo de la Memoria no debería hacerse en Lima, sino fuera de esta, en Ayacucho por ejemplo.

Elegir un espacio como Miraflores o Barranco no es más que seguir reproduciendo el olvido. Es muy cómodo elegir un lugar así donde no se empolven los zapatos y que más tarde este símbolo, de necesaria existencia, termine convirtiéndose en parte de un "circuito turístico". Que maquille la cara de un Gobierno para mostrarlo ante los ojos de los que vienen de fuera como conciliador e inclusivo.

Claras muestras de aquello lo han dado las vergonzosas declaraciones de Rafael Rey y como bien mencionas la inicial negativa de García en la construcción de este Museo.

En Ayacucho ya existe un Museo de la Memoria "Para que no se repita", gestado, gestionado y construido por ANFASEP (Asociación Nacional de Familiares de Detenidos, Secuestrados y Desaparecidos del Perú). Un espacio construido con los testimonios de actores directos, de madres, esposos y esposas , hijos e hijas que se volcaron a las calles en busca de sus familiares que les fueron arrebatados, desaparecidos, torturados. Aquí hasta una vieja olla da cuenta del terror y el sufrimiento que se vivió.

¿Por qué entonces no potenciar este espacio? ¿Porqué no otorgarle la "oficialidad" que se merece?.

Simplemente por que el Gobierno no quiere, no le interesa, apuesta por el silencio, la comodidad y el continuo olvido...

vargasluna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
vargasluna dijo...

Aunque hubiese preferido que el Museo de la Memoria se construya en Huanta, por lo que eso representaría, como hubiese preferido que MVLL no fuese su director y, yendo más atrás, que la CVR hiciera un trabajo mucho mejor al que hizo, creo que en una sociedad como la peruana actual es bastante haber conseguido la instalación de la CVR (y por eso la apoyamos), y lo es, ahora, tener un MM. Finalmente, es mejor tenerlo en Miraflores que no tenerlo.
Habrá que seguir bregando hasta conseguir un gobierno (que, evidentemente no será el aprista) que se involucre en serio con la recuperación de la memoria nacional, con sanar las heridas colectivas y, claro, con el MM de Huanta, que alguna vez conseguiremos. Entretanto, creo que debemos apoyar y exigir que éste valga la pena.

Susana dijo...

hola! estaba por dejar un comentario hace dias, pero bueno...
Primero, debo confesar que no sabía de la existencia del MM en Ayacucho, "Para que no se repita". He visitado su página web y me parece una buena idea que parte del dinero donado se dirija a mejorar esta institución y a contribuir para su difusión en los medios apropiados.
Por otro lado, dado que no todo el mundo puede viajar a Ayacucho para conocer este museo personalmente, creo que es importante que se construya un MM aqui en Lima, y un distrito como Jesús Maria, que es más céntrico y menos elitista, me parece ideal.
Quizás estos dos museos pudieran estar conectados? Quizás se puedan presentar piezas de arte de artistas ayacuchanos en Lima y vice-versa?
Un saludo Federico, me gustó mucho tu post, como siempre!

Federico Helfgott Seier dijo...

Hola a todos, gracias por sus comentarios.

En respuesta al comentario de vargasluna, estoy de acuerdo que al fin y al cabo esta iniciativa es mejor que nada y sería mezquino retirarle nuestro apoyo. Sin embargo, pienso que la ubicación de este museo constituye una falla estructural seria que en el futuro puede hacerle daño tanto al museo como a la defensa de los derechos humanos en el Perú en general. Para constatar aquello basta con leer algunos de los diarios de derecha que ya disfrutan tildando de caviar a lo que no se cansan de llamar el "museo miraflorino." Defectos de fábrica como este, si no se corrigen desde un principio, pueden restarle efectividad al museo y causar problemas en el futuro.

Estoy de acuerdo que habría que potenciar más al museo de Ayacucho, y crear vínculos entre este y el nuevo museo en Lima. Dicho sea de paso, aunque pienso que Jesús María es una mejor opción para la ubicación que Miraflores, tampoco es lo ideal, se debería buscar algo aún más céntrico y/o accesible a las mayorías.

xipy001 dijo...

hola a todos.
bueno, yo también creo que debió ubicarse en otro lugar de la ciudad el museo, no creo que miraflores sea el "centro" de Lima. además, creo que por un tema de acceso hacia más personas se podría haber ubicado en un distrito más central o por donde exista mayor tráfico de gente, de todas las clases sociales. por otro lado, tal vez sea el centro de Lima en lugar que podría reunir las caracteristias. no solo por un tema de ubicación, sino tambien por un tema histórico y una manera de recuperar el centro. sin embargo, me animo a decir que me hubiese gustado ver el museo en un distrito más grande, como alguno de los que se encuentran en los conos de la ciudad.
tal vez se eligió miraflores porque es el "barrio" de Vargas Llosa o porque se cree que la cultura todavía no es comprendida por "los demás". bueno esa es mi opinión.